Etiquetas

,

En los últimos años han aparecido libros (ej. Last Child in the Woods) y blogs (ej. Educar en verde)  mostrando los beneficios de tener contacto con la naturaleza y hablando del déficit de ella en nuestras vidas. Pero hay quienes irían más allá diciendo que la cultura en que vivimos nos daña psicológicamente al forzarnos a vivir como si no fuésemos parte del mundo natural. Para los adeptos a éste punto de vista existe una ecopsicología, algo ya propuesto en los años 60, aunque el nombre viene del libro La voz de la tierra de Theodore Roszak de 1992. Fue en esa época, los años 90, cuando la ecopsicología empezó a cobrar fuerza, y hoy en día tiene su propia revista profesional en EEUU y una sociedad en Europa (Sociedad Europea de Ecopsicología [EES] con un socio en España (Escuela Española de Ecopsicología).

Existe mucha diversidad en el campo de ecopsicología, algo que demuestra la falta de consenso sobre su concepto. Un adepto ha dicho que en realidad es más un movimiento social o una cosmovisión que una disciplina y vemos que hay una variedad de gente involucrada: terapeutas, investigadores, activistas, chamanes, antropólogos y guías de la naturaleza. Además todavía faltan pruebas de que exista una relación causa-efecto entre trastornos psicológicos y el daño que estamos haciendo a la naturaleza. Sin embargo, algunos dicen que se han beneficiado de terapias enfocadas en el medio ambiente.

No podemos discutir que seamos productos de una cultura que nos ha separado de la naturaleza con dicotomías como mente-cuerpo y naturaleza-cultura o con el antiguo concepto de la cadena de los seres que nos colocamos entre seres celestiales y naturales. También parece loco destruir el planeta del que dependemos con nuestras prácticas políticas, económicas y sociales actuales. Y vale la pena preguntarnos qué significa formar parte de la red de la vida pero comportarnos como si no fuera verdad. Es posible que la ecopsicología, enfocada en el individuo, nos sirva para corregir las disfunciones sistémicas de nuestra manera de vivir.

Sea lo que sea, sobre la utilidad y los límites de la ecopsicología se pueden encontrar más detalles a través de los sitios de web de las sociedades mencionadas o en este artículo (en inglés): http://www.guernicamag.com/daily/katherine-rowland-whole-earth-mental-health/

About these ads