Etiquetas

,

Hackerspaces son espacios donde se reúne la gente para compartir conocimientos y herramientas para crear. Sobre todo son personas interesadas en ciencia, tecnología, informática o el arte digital. A primera vista se parecen a un movimiento de bricolaje o “hazlo tú mismo” (do it yourself, DIY en inglés), pero el efecto es distinto. Son fuentes de innovación rápida y, como los presenta Catarina Mota, puede que sean los precursores de un nuevo modelo socioeconómico.

Catarina Mota es cofundadora de altLab, un hackerspace en Lisboa, y openMaterials. Además está estudiando el desarrollo de tecnología a través de prácticas abiertas y colaborativas para su tesis doctoral. Describió los hackerspaces y sus efectos en una presentación en TEDxStockholm el año pasado. Dio ejemplos como el desarrollo rápido de un contador de radiación barato y fiable con que la gente en Japón puede determinar si el lugar donde vive es seguro y el desarrollo de una impresora 3D basada en especificaciones abiertas. En el segundo caso la impresora dio luz a una empresa que mantiene todas las especificaciones de la impresora en el dominio público, como hacen los inventores del microcontrolador Arduino.

Para Mota lo importante de los hackerspaces no reside en la innovación rápida, sino en la demostración de un modelo alternativo al actual.  Dice que un modelo económico eficiente basado en la colaboración y la igualdad de oportunidad está surgiendo de la ética de los hackers y del código abierto:

Nos dicen una y otra vez que la información es el bien más precioso que tenemos, algo que podemos intercambiar por comida y vivienda. Entonces suponemos que debemos tener derechos exclusivos de ésta información para sobrevivir, pero la comunidad de código abierto sugiere que precisamente porque la información es tan valiosa deberíamos ponerla a disposición de todos, para que podamos aprender el uno del otro, para que podamos crear mejor y más rápidamente y para que el acceso al conocimiento deje de ser lo que separa a los que tienen opciones de los que no las tienen. Lo que estamos aprendiendo en el proceso es que los secretos y la exclusividad no son esenciales para el comercio. Empresas de código abierto prosperan mientras regalan su propiedad intelectual.

Vale la pena ver la presentación de poco más de nueve minutos – y si quieres buscar un hackerspace cerca de donde vives, hay una lista internacional en hackerspaces.org.

Se puede ver el video de Mota (en inglés) aquí: http://blog.makezine.com/2013/01/30/what-we-can-learn-from-hackerspaces/

About these ads