Etiquetas

,

¿Te acuerdas del mundo de los huecos?  No, no se refiere a un mundo hecho de queso suizo, sino un mundo en que había momentos con vacíos, ese tiempo esperando en una cola en el banco o andando por la calle donde estábamos un poco fuera de contacto: sin teléfonos para hablar y, sobre todo, sin correos, mensajes instantáneos y chats. Ese mundo de vacíos pequeños nos daba la sensación de no ser productivos, pero en realidad estábamos más vivos, más conscientes de nuestro entorno y, quizás, más creativos.

Joe Kraus, empresario en el sector de la tecnología, observa en su blog que vivimos en la cultura de la distracción, que esto nos está rehaciendo nuestros cerebros e insiste que tenemos que encontrar más huecos, más momentos sin distracciones, es más, dice que el único hueco que nos queda es. . . el tiempo en la ducha.

Para Kraus es imprescindible que tengamos momentos en que la mente pueda vagabundear y crear.

En esto coincide con el recién fallecido escritor de ciencia ficción Ray Bradbury que dijo en 1963:

El tiempo que tenemos solos, el tiempo que pasamos en andar, en montar en bicicleta es el tiempo más importante para un escritor. Escaparse de la maquina de escribir forma parte del proceso. Tienes que dar al subconsciente tiempo para pensar. Pensar de verdad siempre ocurre al nivel subconsciente.

Nunca me propongo escribir una historia concreta.  La idea debe tener su origen muy por dentro de mí y empujar para salir hacia fuera. Normalmente empieza con asociaciones subconscientes. . . .

Joe Kraus sobre la cultura de distracción (en inglés): http://joekraus.com/were-creating-a-culture-of-distraction

“Ray Bradbury:  Story of a Writer” (en inglés): http://archive.org/details/RayBradburyStoryOfAWriterByDavidL.Wolper

Anuncios