Etiquetas

,

¿Cómo ganamos frente a alguien con más recursos? Haciéndonos guerrilleros. El principio se aplicó en los años 80 a los negocios (“marketing de guerrilla”) y hemos visto en la última entrada el concepto de guerrillero urbano. Ahora nos viene de la ciudad de Troy, Michigan (población 81.000 habitantes) un buen ejemplo de como ser guerrilleros en la política. Allí emplearon la imaginación para convertir la indignación en acción.

La ciudad tenía un problema presupuestario: necesitaba más dinero para mantener la biblioteca pública. El ayuntamiento propuso un incremento de 0.7 % para salvar el servicio, un incremento que se sometería a referéndum.  El grupo derechista el “Tea Party”, con mucho dinero, se opuso con una fuerte campaña en contra de esa subida de impuestos.

Los partidarios de la biblioteca pública concibieron una campaña inusual: propusieron votar a favor de cerrar la biblioteca y luego celebrarlo con una fiesta de quema de libros. Con poco dinero y mucho trabajo voluntario, consiguieron poner carteles en muchos sitios de la ciudad y crearon una cuenta en Facebook con videos ficticios de quemas de libros y objetos en venta para celebrar la quema de libros. Si la idea de cerrar la biblioteca no le sentaba bien a la gente, la de una quema de libros le indignó, y una “celebración” completa con un grupo musical fue demasiado. La indignación sobraba.

La campaña recogió un montón de comentarios negativos en Facebook llamándoles a las personas detrás de la campaña “enfermos”, pero los comentarios mismos generaron un debate sobre la importancia de la biblioteca y el asunto llegó a ser parte del debate en el consejo municipal, incluso tuvo cobertura en los medios de comunicación locales, nacionales e internacionales. Con toda la atención puesta en esta campaña, el grupo reveló su verdadera intención con un mensaje sencillo y fácil de recordar: “Votar en contra de la biblioteca es como votar una quema de libros”.

La campaña tuvo éxito al cambiar el tema del debate y consiguió que una mayoría aplastante apoyara la propuesta de subir los impuestos para salvar la biblioteca y sus servicios.

Parece ser que hubo muchos elementos en este ejemplo que contribuyeron  al éxito – y muchos que se pueden repetir. Un video corto de esta campaña lo cuenta muy bien.

Video (en inglés):  http://www.youtube.com/watch?v=nw3zNNO5gX0

Anuncios