Etiquetas

Suponemos que hay pocas carreteras con sus propias canciones y ninguna que llegue al nivel mítico de la Ruta 66 en EEUU. Viene a la mente no solamente grandes viajes, sino el sentido de libertad andando por un camino largo con espacios abiertos, hasta nos evoca el libro de la rebeldía de los años 50 simbolizada en el libro de Kerouac  “En el camino”.

La carretera que iba de Chicago a Texas y luego hacia el suroeste hasta California llevaba agricultores desplazados por el “Dust Bowl” (una gran sequia) en los años 30, y después de la II guerra mundial  un montón de viajeros y turistas.  Abandonada oficialmente desde 1985, enterrada en parte bajo una gran autopista, ahora han surgido movimientos para recuperarla . . . para el ciclismo. Puede que forme parte de un sistema nacional de rutas para el ciclismo en EEUU que fue ideado en los años 70, un proyecto que fue perdiendo fuerza hasta el año pasado cuando se aprobaron seis rutas nuevas, las primeras desde 1982. Tener la Ruta 66 como parte del sistema sería, en palabras de un artículo, tener la madre de todas las rutas bici.

La asociación de ciclistas Adventure Cycling, grupos de cartógrafos y administraciones locales y estatales llevan dos años trabajando en recuperar  la ruta. Hay que saber los servicios disponibles, mirar las opciones donde la autopista ha reemplazado la ruta original y, en general, sopesar entre estar muy fiel a la ruta original y opciones mejores para el ciclismo. Ya puedes hacer una ruta por tramos de la antigua Ruta 66, pero quedan por lo menos dos años más antes de completar la ruta.  Entonces podrás decir:

‘If you ever plan to motor cycle west,
Travel my way, take the highway that is bes
Get your kicks on Route 66.’

‘Si tienes planeado ir al oeste en coche bici,
Viaja a mi manera, coge la carretera que es la mejor.
Disfrúta en la Ruta 66.’

Artículo sobre el proyecto (en inglés):  The mother of all rides: Biking across America on the old Route 66

Anuncios