Etiquetas

¿Qué harías si tu ayuntamiento o comunidad decidiera cerrar las bibliotecas? Hemos visto en otra entrada la respuesta de un grupo en EEUU que salvó la biblioteca pública con una iniciativa bien pensada y ejecutada. Aquí en España hemos visto reducciones en la plantilla y otras adaptaciones frente a los recortes de servicios impuestos por los municipios y comunidades.  Los ciudadanos de Rotterdam, Holanda no se han liberado de los recortes y han tenido que responder al cierre de 19 de sus 21 bibliotecas públicas.

Quizás no nos sorprenda que la combinación de recortes presupuestarios y cambios tecnológicos hayan hecho a las bibliotecas una diana para los políticos buscando donde reducir los gastos públicos, pero ¿de verdad está bien quitar bibliotecas? Las bibliotecas han servido para formar personas autodidactas (ej., Eric Hoffer, autor del clásico El verdadero creyente), referentes de la filosofía (ej., Karl Marx, quien pasó años en el la sala de lectura del Museo Británico) e innumerables novelistas (ej., todos los que han escrito en la biblioteca pública de Nueva York), para no decir nada de las cantidad de niños y ciudadanos que han ampliado sus conocimientos a través de bibliotecas públicas. Puede que estemos a las puertas de un gran cambio en la forma – o la idea fundamental – de las bibliotecas, pero nos parece precipitado cerrarlas por completo.

Regresando al caso de Rotterdam, la respuesta de un grupo de allí fue convocar reuniones de ciudadanos y solicitar sus ideas sobre la sala de leer perfecta. Organizaron festivales para reunir a la gente y hablar de qué deseaban para esos espacios. Al final encontraron un sitio para abrir una sala donde se puede leer periódicos, usar ordenadores, conectar con wi-fi con tu propio ordenador, tomar un café o simplemente trabajar en un espacio agradable.

Podemos cuestionar lo que está pasando con las autoridades públicas cuando están recortando servicios esenciales o preguntarnos por qué tenemos que re-crear una biblioteca, pero lo bueno del ejemplo de Rotterdam es que reafirma la capacidad de los ciudadanos de reunir las fuerzas para contrarrestar las acciones que amenazan los servicios e instituciones que valoran.

Hay un artículo corto sobre los acontecimientos en Rotterdam (en inglés) aquí: http://www.good.is/posts/when-our-local-libraries-closed-here-s-how-we-designed-our-own

Anuncios