Etiquetas

, ,

Junglas de hormigón, así llaman a las ciudades a veces. Joni Mitchell nos cantaba “pavimentar el paraíso y construir un aparcamiento”. A pesar de la identificación de las ciudades con la civilización (en el mejor sentido de la palabra), las despreciamos por la pérdida de naturaleza que implican, la contaminación que producen o el calor que concentran. En Milán, la segunda ciudad más contaminada de Europa según datos de la UE de 2012, intentan paliar los efectos nocivos de nuestras urbes actuales con un bosque . . . vertical.

El proyecto consiste de dos torres que llevarán balcones arbolados con unos 730 arboles, 5.000 arbustos y 11.000 otras plantas según el último reportaje publicado en Der Spiegel. El ‘Bosco Verticale’, para usar las palabras italianas, se empezó en 2007 en Milán y ya están sembrando. El bosque ofrecerá varias ventajas:

  • Producirá oxigeno y absorberá CO2
  • Usará las aguas grises de los pisos para el riego
  • Proveerá sombra en el verano, pero permitirá que pasaran los rayos del sol por el invierno
  • Atenuará el ruido de la calle y los efectos del viento
  • Incrementará la humedad

Además de estos beneficios, las dos torres tendrán placas solares y molinos de viento para producir energía.

Los arquitectos pasaron dos años solamente trabajando con botánicos para escoger los arboles más apropiados para las torres, arboles que tendrán alturas máximas de 3, 6, y 9 metros según el especie. Cuando se terminen las obras éste año, Milán tendrán torres de 110 y 76 metros de altura de viviendas que ofrecerán el equivalente vertical de un bosque de 10.000 m2.

Se pueden ver imágenes y planes de las torres aquí: http://blog.is-arquitectura.es/2011/10/20/bosco-verticales-torres-de-viviendas-con-arboles-en-milan/

Anuncios