Etiquetas

, ,

Llevo casi un año usando Linux y yo lo veo como debería ser un sistema operativo ideal: flexible, abierto y apoyado por los donativos de la comunidad de usuarios.

Basado en la experiencia personal te voy a recomendar dos distros de Linux. No son los únicos y no digo que sean los mejores, porque eso es relativo, depende de las necesidades de cada usuario. Escribo éstas lineas en un netbook con Linux Mint y LibreOffice Writer. También he usado Mageia en un portátil, los dos distros instalados al lado de Windows, que conservo todavía “por si acaso”.

Si quieres tener una versión de Linux que viene con todo (incluso LibreOffice) y/o si quieres preservar Windows al lado de Linux, te recomiendo Mageia por el complemento de programas y la simplicidad de instalarlo. Creas un espacio libre en el disco duro, inicias el ordenador desde el DVD que bajas del Internet, respondes a las preguntas del programa, y ‘voilá¡¡’, tienes un ordenador con dos sistemas operativos. Mageia te ofrece varios interfaces, pero por defecto instala “KDE” que es un interfaz un poco parecido a Windows, pero más potente y ligero al mismo tiempo. Por ejemplo, puedes habilitar una indización más extensiva, integrar redes sociales directamente en el escritorio y empezar a utilizar los espacios de trabajo virtuales que vienen habilitados por defecto. Tal vez KDE representa la evolución más avanzada de los interfaces como los hemos conocido.

Linux Mint es casi igual de fácil de instalar y te ofrece dos entornos de escritorio buenos: MATE que parece un poco a Windows XP y no consume muchos recursos y Cinnamon que te ofrece más visualmente y que va bien en las últimas generaciones de ordenadores. Mint se base en parte en Ubuntu, lo que significa que tiene disponible no solamente una amplia gama de programas, sino un montón de información para los usuarios. Para empezar te recomiendo Linux Mint 13 que tiene “Long Term Support” (LTS – soporte a largo plazo). Mint 13 no tiene las últimas versiones de los programas ni de los interfaces, pero funciona bien y no tienes que preocuparte de nuevas versiones hasta 2017. Si quieres usar LibreOffice tendrás que bajarlo con el “Gestor de Programas” (en el menú) o a través de la comunidad de usuarios. Con un par de clics lo tendrás.

No quiero ocuparme mucho de Linux aquí, sino de invitarte a saber y experimentar más del mundo de código abierto. Te recuerdo que el mundo Linux depende del apoyo de su comunidad, entonces, si bajas un distro o un programa y decides quedártelo, no olvides de dejar algunos euros a los que nos hacen posible tener tantas herramientas útiles y bien hechas.

Encontrarás más sobre Mageia y Mint en sus sitios de web: www.mageia.org/es y www.linuxmint.com/

Anuncios