Etiquetas

Literalmente.

En los próximos cinco años Francia emprende el camino hacia un futuro con la energía solar con el compromiso de pavimentar 1.000 kilómetros de carretera con placas solares. Suena raro, ¿no? Y pensando en la delicadeza de las placas, parece una locura, pero es real.

La tecnología se llama Wattway (camino de vatios en inglés) y es un producto de Colas, una empresa fundada en 1929 para elaborar una nueva emulsión que se llama betún asfáltico. De hecho el nombre de la compañía viene de las palabras inglesas que significan “asfáltico frío” (Cold Asphalt). La nueva tecnología Wattway consta de placas solares dentro de capas sobrepuestas que, con un grosor de solamente 7 milímetros, ofrece una superficie duradera que se adapta a la expansión y contracción del pavimento debajo y que produce bastante fricción para los neumáticos.

Dice Colas que el tráfico pasa por las carreteras solamente un promedio de 10 por ciento del tiempo, de modo que solamente 20 m2 de Wattway podría llenar las necesidades energéticas de una casa en Francia. Se dice que un kilómetro de Wattway puede suministrar el alumbrado público de una ciudad pequeña de 5.000 habitantes.

No nos ha llegado datos del coste del proyecto francés, pero la empresa afirma que se puede aplicar las placas directamente encima del pavimento actual, lo que sugiere que no saldría demasiado caro. La administración francesa ya tiene ofertas en mano y se empezarán pruebas de esta tecnología en primavera.

Hay un artículo corto (con enlace a un vídeo de la empresa) sobre la iniciativa (en inglés) aquí: www.treehugger.com/solar-technology/france-pave-1000km-roads-solar-panels.html

Anuncios